15 mar. 2014

No te asustes

Cuando te hablen de selectividad, cuando te digan que nadie ha podido llegar hasta donde tú quieres, cuando te digan que no lo vas a conseguir ni aunque sudes sangre, que es imposible o demasiado para lo que tú aspiras.
No dejes que nadie te defina o ponga tus propios límites, te cuestione tus capacidades o simplemente te niegue que tengas suficientes, y en vez de replicarle las cosas, coge fuerzas y sigue construyendo y ejercitando tus capacidades para que en un futuro, esa persona que te puso en duda se de cuenta de que tú has llegado mucho más alto que ella. Y en ese momento, no te sientas superior a él, sino sigue haciendo lo que haces sin creerte mejor que nadie; se honesto y honrado, callado pero respondiendo y demostrando las cosas con los  hechos, trata de igual a todo el mundo, y sobre todo, NO TE DEJES PISAR POR NADIE. La críticas son piedras; piedras que tú cogerás con mucho gusto para construirte una casa; casa que será construida gracias a las críticas de los demás.
No finjas que eres fuerte cuando no lo eres, la fuerza te viene sola tras muchas caídas y pedradas. Ni finjas llorar cuando no sea lo que quieras expresar. No des una apariencia falsa de ti, ni vistas como todos sólo porque sea la moda. NO NOS EQUIVOQUEMOS: la personalidad se crea, se va formando. Por lo que crea la tuya propia, no seas el espejo de nadie, porque no hay nada mejor que ser tú mismo/a, tener tu estilo, tus cualidades, tu manera de ver las cosas, tus gustos, aficiones... Y si eres diferente al resto, dale tiempo, que verás como después hay gente haciendo cola para poder ser como tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario