18 feb. 2016

Vivir para ser correcto o vivir para sentir

Unos entran y otros se van.
Hay amigos que "desde siempre", pasan al plano de "hasta nunca", y amigos que "desde nunca" lo serán "hasta siempre".
En esta etapa me doy cuenta de que la decepción de un amigo no tiene por qué sorprenderte, que hay personas que no están hechas para acompañarte en el trayecto. Es triste. Triste ver cómo se alejan, pero real.
¿Por qué tenemos la manía de pensar que algo puede ser para siempre? Sí, puede que yo aún me auto convenza de que el amor sí, aunque podría arriesgarme a afirmarlo. Un sentimiento puede ser eterno, por supuesto que sí. Una pareja, una amistad, un objeto..., no. A esto quiero llegar.
Un amor de una madre, eso es infumable. Nunca se consumirá a no ser que te consumas tú mismo. Un amor a un hermano, a una persona, eso tampoco.
Me gustaría vivir de impulsos, lo que el corazón mandara. ¿Estaría en la misma situación que hoy? No. Dejar de pensar en las consecuencias, vivir para disfrutar, vivir para sentir, para arriesgar, innovar. Vivir para vivir mientras morimos. Porque la vida se acaba y solo hay una. En la sociedad en que vivimos puede que nadie sea feliz ya, que nadie haga lo que siente en el momento. Viviríamos en un mundo de locos probablemente, pero eso si, unos locos enamorados de la vida.
¿"Dejarse llevar suena demasiado bien"?.

16 abr. 2014

¿Seguir con sus consecuencias o abandonar por sus causas?

Sabes que tu pareja no te necesita tanto como tú a ella, pero aún así permaneces a su lado. Y eso sólo porque temes estar sola, llevas 2 años junto a él y ya no recuerdas lo que es estar en tu casa y que no te hable por mensaje, que cuando pasas por su lado no te de un beso; que no puedes imaginar volver atrás porque tan solo te acuerdas de escenas en las que él aparece.
¿Desaparecer de su vida?¿Continuar como hasta ahora? No sabes, estás indecisa. Lo quieres y lo has querido como nunca y como a nadie, pero eres consciente de que no muestra interés en verte, no te sientes querida, al contrario, te está descuidando aún cuando él es consciente de ello. Habéis estado en muchas ocasiones al borde de abandonar y tirar la toalla, pero aún a día de hoy permanecéis juntos. 
Tan solo la duda de abandonar ya deja muchas cosas que pensar, pero aún así necesitas que alguien muy cercano a ti te ayude a tomar la decisión, porque sabes que tú solamente quieres pasar el máximo tiempo a su lado, aunque tengas que ahogarte por dentro sabiendo que él no quiere lo mismo que tú. Esto te duele, te supera, y hace que te calientes la cabeza constantemente.
Perder sus besos, sus abrazos y los momentos de risas juntos no es lo que quieres, pero tampoco estar juntos y no sentirte querida, ni verlo más que cuando coinidis por ahí o hablar por mensajes.
¿Habré sido yo la culpable de esto?

20 mar. 2014

¿Días nublados? No te preocupes, que volverá a salir el sol.

Todos tenemos días malos en los que todo lo que pensamos es negativo; actuamos de forma desganada, siempre cabizbaja, con ojos al suelo y brazos cruzados.
Tus pensamientos se concentran en todo lo que te preocupa de tu alrededor. Incluso aunque no sea preocupante, lo miras y analizas desde un punto de vista alarmante, ofreciéndole mayor incapié que de lo que en realidad tiene.
Pero seguro que hay un tema en el que todos reflexionamos en días así: nosotros mismos. Sí, me refiero a nuestra personalidad, actitud, conflictos pasados, críticas que se te han clavado...
Yo, personalmente, siempre pienso en que podría ser distinta: cambiar. Eso es, cambiar mi forma de decir las cosas tan impulsiva cuando me bañan de críticas o se encaran hacia mi. Pensar las consecuencias que tendrán lo que diga o haga antes de ponerlo a prueba.
Me gustaría, tambien, borrar todo lo malo que he hecho o me ha pasado, y tener la oportunidad de rehacerlo de otra manera. Tener fuerzas para solucionar todos los problemas existentes y saber hacerlo bien.
¿Qué queréis que os diga?, ojalá pudiera o pudiéramos tener superpoderes que concedieran todo lo anterior, pero señores/as: si nacimos prescindiendo de poderes y seguimos evolucionando sin ellos será porque la esencia de la vida está en esto, en equivocarse, caerse, levantarse, almacenar experiencias por tu largo o corto camino...
Se que te sientes aisaldo, solo, inferior a los demás, prescindible para la gente a quien quieres y poco valorado; es decir, tan solo uno más. Pero, ¿sabes qué?, este día ocurre sólo cada X tiempo, así que en vez de ponerte a escuchar música melancólica y arruinarte aún más el día, ponte una canción que te traiga un buen recuerdo o te saque una sonrisa, y no desperdicies un día entero desconsolado pudiendo disfrutar aunque sólo sean unas horas de entretenimiento y una pizca de felicidad, que sobrará para al menos acabar el día.
Porque ya sabéis: lo que importa no es como empieza, sino como se acaba.

15 mar. 2014

Españoles: ¡se están riendo de nosotros!

Vivimos en una sociedad en la que no se reconoce el esfuerzo de cada uno, el sudor, las ganas, el empeño. Que mientras unos trabajan en condiciones pésimas donde se aprovechan de él, otros trabajen la mitad que él y mejor recompensado. Donde a las familias se les quitan las casas cuando no pueden pagarlas porque ninguno le ofrece un trabajo con el que ganar dinero. Donde se deja morir a la gente en la calle pero no morir en el vientre abortando aún cuando las condiciones que les esperan son pobres. Sociedad en la que niños y niñas de 13 años ya fuman y beben alcohol por culpa de estancos y chinos que dejan que compren de forma ilegal mientras las autoridades no lo impiden aún siendo conscientes y sabiendo que sus propios hijos podrían ser uno de esos niños. En la que los conflictos del pasado siguen azotando el presente porque jamás ningún político quiso la paz realmente; en una sociedad en la que respondemos a los enfrentamientos mediante armas. No nos toman enserio a los ciudadanos porque sólo les preocupa que ellos estén bien.
Los asuntos de razas siempre estarán presentes entre nosotros, aquellos españoles que discriminan el catalán cuando están utilizando catalanismos sin saber que lo son. Aquellos que se mueven por el fútbol y se pelean si pierde su equipo, o por apuestas perdidas, disputas entre cuál es el mejor y demás ignorantes motivos.
La actual sociedad es esa en la que no importan tus conocimientos, sino cuántas carreras tienes; que no te seleccionarán si hay una candidata más atractiva que tú; que si sales por la TV o eres famosa, te cogerán antes, a pesar de que otra persona tenga el doble de carreras o experiencias que tú. Una sociedad corrupta donde nos esconden dinero, juegan con él, nos hacen pagárselo todo, donde nuestro sueldo no es superior a todo lo que tenemos que pagar de luz, agua, gas, seguridad social, hacienda, etc., y eso en el hipotético caso de que trabajes.
Donde los políticos ganan 5 veces más dinero que un cirujano, el cual se dedica a salvar vidas, a ayudar a la gente; y aún con su sueldo tenemos que pagarles a ellos todas sus comidas, ordenadores, tablets, taxis, el Internet y demás. Ellos sólo están obligados a asistir a su trabajo 1 vez cada 2 meses, y nosotros, los trabajadores, tenemos 1 día de descanso si damos gracias, a precio de un salario pésimo. Hay políticos incluso que ni siquiera tienen su carrera.
Es vergonzosa esta situación: ver como se rien en nuestra cara, como juegan con NUESTRO dinero y lo invierten en paraísos o trapicheos nada beneficiosos para nosotros.
Nos están robando nuestro dinero a nuestra costa, nos están robando sanidad y educación con el fin de que seamos unos pésimos ciudadanos sin conocimientos para no darnos cuenta de lo que hacen, para que no sepamos lo que traman, para asentirles a todo lo que hacen y creernos todo lo que dicen.
¡Abramos los ojos!

No te asustes

Cuando te hablen de selectividad, cuando te digan que nadie ha podido llegar hasta donde tú quieres, cuando te digan que no lo vas a conseguir ni aunque sudes sangre, que es imposible o demasiado para lo que tú aspiras.
No dejes que nadie te defina o ponga tus propios límites, te cuestione tus capacidades o simplemente te niegue que tengas suficientes, y en vez de replicarle las cosas, coge fuerzas y sigue construyendo y ejercitando tus capacidades para que en un futuro, esa persona que te puso en duda se de cuenta de que tú has llegado mucho más alto que ella. Y en ese momento, no te sientas superior a él, sino sigue haciendo lo que haces sin creerte mejor que nadie; se honesto y honrado, callado pero respondiendo y demostrando las cosas con los  hechos, trata de igual a todo el mundo, y sobre todo, NO TE DEJES PISAR POR NADIE. La críticas son piedras; piedras que tú cogerás con mucho gusto para construirte una casa; casa que será construida gracias a las críticas de los demás.
No finjas que eres fuerte cuando no lo eres, la fuerza te viene sola tras muchas caídas y pedradas. Ni finjas llorar cuando no sea lo que quieras expresar. No des una apariencia falsa de ti, ni vistas como todos sólo porque sea la moda. NO NOS EQUIVOQUEMOS: la personalidad se crea, se va formando. Por lo que crea la tuya propia, no seas el espejo de nadie, porque no hay nada mejor que ser tú mismo/a, tener tu estilo, tus cualidades, tu manera de ver las cosas, tus gustos, aficiones... Y si eres diferente al resto, dale tiempo, que verás como después hay gente haciendo cola para poder ser como tú.

22 jun. 2013

Días

Un día te levantas, coges el móvil para ver si tienes algún WhatAapp, contestas tus mensajes, vas a la cocina, abres el frigorífico para coger el cartón de leche, y te echas en un vaso para calentarlo en el microondas, lo pones 1 min 20 seg, suficiente para darte cuenta de que tu vida es una autentica mierda. Miras a tu alrededor, y lo ves todo exactamente igual día tras día. No hay cambios en ningún lado, reformas, nuevas cosas. Siempre lo mismo. Y al final te acabas aburriendo de todo el continuo.
Al día siguiente de vuelves a levantar, miras el WhatsApp y encuentras un mensaje que te ha interesado o te ha sorprendido. Vas a la cocina, abres el frigorífico, coges la leche y todo el recorrido de todos los días para el desayuno, y mientras se calienta la leche vas pensando en ese o esos mensajes, sonriendo. Y entonces piensas en su contenido y continuas la conversación entretenida.
Un día después. Mismo trayecto que siempre pero esta vez el WhatsApp no tiene mensajes. Pero nada más despertarte has pensado: ¡hoy va a ser un buen día!. En el 1 min 20 seg de calentar la leche planeas tu día perfecto, aunque realmente al final del día habrá sido un día espantoso.
Siguiente día: te despiertas y pasas de todo. Sabes que hoy no vas a tener ni la menor suerte. En el 1 min 20 seg ni siquiera piensas, dejas la mente en blanco y esperas a que acabe de calentarse. Pues al final del día resulta ser gratificante y divertido.

Esta es la rutina diaria. Lo único que puedo sacar en claro es que habrán días buenos, días malos, días de tristeza, de felicidad, de querer estar solo... Habrán días de todo tipo. Y que las cosas cuando se planean, suelen salir mal. Así que deja que todo pase como tiene que pasar. Y no te imagines nada de lo que luego puedas desilusionarte... Ya sabes, siempre es mejor llevarte una sorpresa que una desilusión.
Cuando tengas un mal día sólo entiéndelo...tienes una vida larga en la que no todo serán risas. Y verás que mañana todo irá mejor.

1 jun. 2012

Dulces sueños.


Te acuestas en tu cama como un día normal. Estas cansada y solo piensas en dormir. Te pones el despertador a la misma hora de siempre para el siguiente día irte a trabajar. Dejas los zapatos tirados por el suelo y tu ropa mal doblada y arrugada por tu escritorio.

Y se te cierran los ojos...

Dos horas y media durmiendo y...

luego te das cuenta de que estás sola. Estás tumbada en una cama grande, en una habitación enorme y hermosa con un montón de decorados y muebles chulísimos (tu habitación).
Por tu ventana asoma el sol, que se puede divisar tras las cortinas entreabiertas.
Es un día normal.

De repente tocan la puerta, como cada mañana. Es una mujer con un delantar blanco y un vestido negro: la sirvienta
En sus manos trae una bandeja con un vaso de zumo, unas galletas y una servilleta. Y se dispone a dejartela en tu mesita para que desayunes a gusto.

Miras a tu alrededor y ves que él no está. Te asustas, te pones la bata que tiene tatuado tu nombre y te vas corriendo hacia la puerta. Y en cuanto la abres, ves que él está justo en frente. Él te sonríe, te da un beso y te dice:
-Buenos días mi princesa.

Y tú, aliviada le das un abrazo fuerte fuerte mientras él saca algo de su bolsillo. Era un anillo.
El anillo que simbolizará en unos días que serían marido y mujer.

Ese mismo día, él le propuso pasar el día fuera de casa.
Se fueron a un picnic, allí arriba, en las montañas. Comieron allí, sobre el cesped, en un mantel a cuadros rojos y blancos como en las películas.
Luego, él alquiló un caballo para llevarla a un sitio estupendo.
Le tapó los ojos con un pañuelo y la llevó a la montaña más alta de aquel pueblo. Ya era de noche cuando se la llevó.
Y una vez allí:
-¿Estás preparada?
+Si

Él le quitó el pañuelo de los ojos lentamente.

+Gracias.
-¿Gracias por qué?
+Gracias por todo. Gracias por estar aqui ahora mismo. Y gracias por quererlo estar el resto de tus días.

Aquello era perfecto. Se veían todas las luces de todas las casas de su pueblo. Todos los coches circulando por sus calles y pitando como locos. Mientras ellos, lo contemplaban todo abrazados.

Llegó el día de la boda, y tras mucho que hacer, comprar, y preparar, el novio la esperaba en el altar, ilusionado, con su traje negro y su pelo bien peinado.
Y allí estaba ella, andando por el pasillo hasta llegar al altar donde se encontraba el novio.
La misa fue larga, pero llegó el momento:

-¿Prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?
....
....

Pero de repente...
RIN, RIN. (hora de trabajar).

12 may. 2012

Apariencias.

A simple vista, diría que soy una chica muy alegre, muy extrovertida, juguetona, lanzada, risueña, cariñosa, simpática... En conclusión, una chica sin problemas. Eso es lo que ve la gente.
Pues me hace gracia. Porque realmente, yo diría que soy la persona que más problemas tiene.
Pero, ¿sabéis una cosa? A veces, los problemas de alguien, son las soluciones de otro. Y que a lo que yo llamo 'problemas' en verdad no son nada. Porque creo que aun no he tratado con ninguna situación verdaderamente problemática.
Así que, aunque parezca egoísta, consuélate con que otras personas, lo están pasando peor que tú, y mucha gente daría lo que fuera por estar en tu situación. So, smile.

Rayadas.

Solo intento ser feliz, salir con mis amigos, pasármelo bien, disfrutar de todo, echarle una sonrisa a cualquier situación, mirar el lado positivo de cada cosa. Pero en vez de eso, consigo todo lo contrario. Consigo llegar a mi casa, y pensar en cosas negativas; calentarme la cabeza con cosas que no han pasado pero que podrían suceder. Entonces me amargo sola, me encierro en mi mundo, pienso en cosas que ni siquiera han sucedido.
Me planteo preguntas que de verdad no obtengo respuesta. Pero supongo que para la vida, nunca nadie ha obtenido una respuesta cierta.
Y finalmente caigo en la conclusión de que en esta vida, tienes que saber a enfrentarte a todo solo. Sin ayudas, sin apoyos. Y cuando sepas hacer esto, entonces si que podrás y necesitarás algo o alguien que te apoye y ayude. Pero sólo ahí, después de saber hacer las cosas por ti mismo.